Visita al CC Esgueva para disfrutar de la exposición dentro del ciclo “Que aflore lo enterrado”

Fue una de las prisiones más oscuras de la guerra y la postguerra civil. Un fuerte reconvertido en cárcel. Una cárcel que terminó usándose como sanatorio de tuberculosos. Y ayer, nuestros alumnos de primero A de Bachillerato recorrieron, virtualmente, sus galerías y pasillos.

Los jóvenes historiadores visitaron la exposición “El Fuerte de San Cristóbal” dentro del ciclo ‘Que aflore lo enterrado. Una muestra que se puede disfrutar en el Centro Cívico Esgueva. Una fría mañana, como frías y húmedas eran las celdas de aquellos reclusos, en la que nuestros chicos y chicas han conocido historias humanas dentro de la más inhumana de las historias.

La jornada fue completada con la visita a la Facultad de Filosofía y Letras para conocer el lugar donde se forman los futuros historiadores e investigadores de nuestra ciudad. ¡Quién sabe si dentro de poco nosotros seremos uno de ellos!