¿Os habéis fijado? ¿Veis algo diferente? ¡Correcto! Ya hemos estrenado el distintivo acreditativo de la certificación PIPIE, el programa al que nos hemos adherido durante este curso. Lo pusimos de largo la semana pasada en un acto que contó con la presencia de Leandro Roldán, Secretario Autonómico de Escuelas Católicas, y Carlos del Pozo, Gracia Vizcaíno, Olga Correa y Jonhatan García, colaboradores del Plan de Plurilingüismo.

Este programa tiene como objetivo implementar y optimizar la eficacia de la enseñanza de idiomas en la escuela mediante varios ejes vertebradores. Por un lado, el incremento cualitativo y cuantitativo de la enseñanza del profesorado. El proyecto se sustenta también en una evaluación externa tanto del alumnado como del profesorado y de los miembros de la comunidad educativa del centro con agentes evaluadores como Cambridge Esol y Trinity College London.

Entre las posibilidades que ofrece este nuevo proyecto, destaca la implantación en el centro de la Escuela de Idiomas, que permitirá a los alumnos contar con una formación complementaria, y la presencia de Auxiliares de conversación, que  ayudarán a consolidar los conocimientos lingüísticos adquiridos y a familiarizarse culturalmente con el idioma.

Con la nueva placa distintiva luciendo en nuestro cole ya podemos decir que sí, ¡que somos PIPE!