Poco a poco vamos poniendo el punto y seguido a este fantástico curso. Con la llegada del buen tiempo llega también uno de los momentos más esperados de todo el año. La peregrinación anual al Henar. El domingo pusimos rumbo a la segoviana localidad de Cuéllar para rendir visita al Santuario de la Virgen. Allí, la familia de Safa Grial pudo disfrutar de una preciosa experiencia.

Compartimos un día genial disfrutando con la Misa, la comida campestre y sobre todo con la ilusión de los más pequeños. Divertidos juegos y batallas de agua que se lo hicieron pasar en grande. Y es que el tiempo, la compañía y el entorno invitaban a ello.

¡Ya estamos deseando volver el año que viene!