El acoso escolar, fue otro de los aspectos abordados por la policía nacional. Una información con intencionalidad preventiva que recibieron nuestros alumnos de 3º de ESO. Es importante que sean conscientes de que las bromas, las descalificaciones, o los silencios cuando somos conocedores de estas situaciones, se nos pueden ir de las manos e ir más allá de situaciones puntuales. Existen recursos y alternativas para estos casos, tomar conocimiento de ellos es un importante mecanismo preventivo, e incitador de conductas prosociales.

Acoso escolar

Dadas las circunstancias de nuestro centro, el plan de convivencia, el plan de atención a la diversidad, y el plan de acción tutorial, los aspectos abordados eran una un tanto distantes al clima del colegio, pero si cercano a sus realidades, la mayoría conocía a un amigo, un familiar o alguien más o menos cercano que había vivido situaciones similares. Es interesante, ver su reacción, al poder comprobar como algunas conductas que pueden tener, a veces, como normalizadas en su interacción diaria en la calle, pueden tener efectos dañinos, y que desconocen, sobre terceras personas. Cómo mensajes aislados por internet, sin más intención que desviar un malestar con un grupo de amigos, se puede convertir en una cascada de opiniones muy dañina para terceros. Desde luego que recibimos un aluvión de experiencias que nos invitan a reflexionar cómo me relaciona con aquellos que me rodean, incitando al respeto mutuo.

Los alumnos manifestaron un alto interés por los contenidos abordados, en este sentido, como siempre, hemos de agradecer el buen quehacer de la policía nacional y su facilidad para conectar con la realidad de los adolescentes, sobre todo, en aspectos tan complejos como los abordados.