Los días 17 y 18 de septiembre hemos tenido la oportunidad de disfrutar de unas convivencias de inicio de curso con los alumnos de 1º de Bachillerato. En un ambiente de familia y amistad y a través de dinámicas aprendemos a conocernos a nosotros mismos, a los demás y a Dios. Hemos tenido momentos de reflexión, de compartir en grupo nuestras cualidades y de escuchar testimonios que nos ayudan a crecer y a superarnos como personas y como cristianos.

Los alumnos valoran y agradecen esta convivencia al principio de curso porque les permite conocerse más y crear vínculos más profundos.