El 17-1-14, en la sala Cervantes, hemos asistido (3º y 4º de ESO) a una adaptación de la obra de Edmond Rostand.

Una obra llena de poesía y amor profundo compartido por dos seres totalmente opuestos, mientras uno representa la belleza física (Christian), el otro (Cyrano) representa la inteligencia y los sentimientos humanos más profundos.

El trabajo previo ha sido decisivo: hemos leído el  guión de la obra, lo hemos resumido en clase, hemos visto la película en el colegio…

 

Y por si esto fuera poco… la próxima semana haremos un examen de expresión escrita y otro de expresión oral (con las escenas más importantes de la obra)

Si Cyrano levantara la cabeza… ¡Nos daría un premio!