El turrón navideño no les sentó a todos igual. Mientras los benjamines, alevines y cadetes de fútbol-sala ganaron sus respectivos encuentros, el Infantil sufrió una abultada derrota.

Los benjamines rompieron su racha negativa, imponiéndose por 5 – 2 al equipo de Virgen Niña.

Los alevines volvieron a golear, en esta ocasión por 10 – 0 al Gonzalo de Bercero (4 de Edi, 2 de Adri, 2 de Raúl y 2 de Joel), aunque se desperdiciaron numerosas ocasiones, siendo su portero el mejor jugador, pese a la goleada.

Los cadetes tenían una difícil papeleta, por las numerosas bajas del equipo, pero gracias al buen trabajo en defensa de Alvarito y César y al acierto de Ronal, acabó venciendo por 3 – 1 al rocoso equipo de Parquesol (2 goles de Ronal y 1 de César).

Los infantiles sucumbieron estrepitosamente ante el Tudela por 0 – 8, en el peor partido de la temporada. No salió nada de lo ensayado en los entrenamientos.

El equipo alevin, líder de su grupo, es actualmente el más goleador (59 goles a favor) y menos goleado (sólo 2 en contra) de los cuatro grupos de la categoría.

En baloncesto, nueva victoria del equipo infantil por 54 – 21 sobre el Sta. Teresa de Jesús, destacando Jair y Virginia y el estreno de Raúl y Nicol. El equipo alevín, aunque volvió a perder frente al Renedo por 38 – 24, experimentó una notable mejoría, aunque todavía queda mucho por aprender. Alicia y Carlos fueron los máximos anotadores, con 6 puntos. También sumaron Míriam (4), María (3), Lucía (2) y Aarón (3), que no pudo terminar el partido por un esguince de rodilla.

Las cadetes de voley vencieron al Julián Marías en un durísimo partido por 3 – 2, con un arbitraje bastante desacertado.