La idea de participar en la formación del módulo de jóvenes del centro de Villanubla surgió el año pasado cuando entramos en contacto con la delegación de la Cruz Roja en Valladolid. En un primer momento se pensó en incluir a nuestros alumnos de dietética, pero, debido al estricto control del centro penitenciario, no se pudo llevar a cabo, así que la colaboración se realizó solo con profesores.

El tema que se trató fue: “Conceptos alimentarios. Cómo los hábitos alimentarios afectan a nuestra salud”. Como la experiencia resultó satisfactoria y los chicos así lo manifestaron, concluimos en continuar nuestra andadura este curso.

Este año, incluimos la Cruz Roja como centro colaborador con alumnos en prácticas de dietética, que realizaron su periodo de FCT en dicho centro, con tareas como el control del peso, dietas, recomendaciones y talleres de alimentación para distintos colectivos. Aprovechando esta nueva situación, se solicitó permiso para que estos alumnos nos acompañaran en la formación de jóvenes del centro penitenciario. Este año hubo suerte y, así, el pasado día 15 y 23 de mayo, dimos con nuestros alumnos dos charlas con el título “La alimentación y el deporte”, debido a que en la anterior formación nos solicitaron información expresa sobre estos temas.

El día 15 se habló de la importancia del ejercicio físico para el control del peso y de los complementos nutricionales en las distintas disciplinas deportivas, y en la charla del día 23 de mayo se trató sobre consejos alimentarios para el deporte y las distintas bebidas de reposición existentes.

La experiencia fue enriquecedora, no solo para nuestros alumnos que tuvieron que hacer frente a una audiencia entregada y a veces difícil, aprendiendo a desenvolverse en la formación de un público desconocido, sino también para los jóvenes allí presentes.

Tanto alumnos como residentes del centro penitenciario han manifestado su deseo de repetir esta experiencia en momentos futuros.