Esta maqueta responde a la participación de los alumnos de dibujo técnico de 1º de Bachillerato en un Proyecto de Innovación Educativa en el que se pretende recrear el trabajo de los antiguos imagineros castellanos, reproduciendo una serie de tallas de madera de figuras humanas a tamaño natural pero que, en este caso, no responden a la temática religiosa tradicional sino a otros temas contemporáneos.

Las esculturas ya se encuentran expuestas en el claustro alto del Museo de Escultura en el antiguo Colegio de San Gregorio de Valladolid, y la maqueta es un intento de diseñar un marco o espacio escénico adecuado a esa temática a la que responden, y que no es otra que la defensa de la naturaleza tan maltratada por la sociedad actual. Aunque falta por situar la reproducción a escala de las figuras, esta escenografía sugiere un ambiente urbano que ha ido alejando y arrinconando la naturaleza hasta situarla fuera de su ámbito habitual, estando representada por unos árboles secos y yermos situados al fondo.

Por otra parte, y en primer plano, se sitúa un árbol verde y vigoroso que va a ser talado, acción a la que se oponen unas figuras que representan a los colectivos más sensibilizados con la salvaguardia de los valores ecológicos y medioambientales. Finalmente, la disposición en gradas del marco urbano alude a la consideración de estos atentados contra la naturaleza por parte de amplios segmentos de la población como un espectáculo susceptible de vivirse y de participar en él, igual que la asistencia a un acto deportivo o lúdico.