Precursores de la estimulación temprana, bases teóricas que la sustentan, aplicación del Método Doman… son algunos de los contenidos que se abordaron en el V curso “Estimulación Temprana de la Inteligencia”. El pasado 9 de marzo asistieron 33 padres y madres motivados por la posibilidad de enriquecer a sus hijos, nutrirlos con experiencias vitales en sus primeros años de vida.

“Ha cambiado mi perspectiva sobre la infancia” señalaba una mamá entusiasmada con el curso. Quizá sea éste nuestro objetivo principal, mostrar una realidad del desarrollo neurológico de nuestro hijo que nos abre un horizonte de oportunidades en una carrera contrarreloj. Es difícil ser indiferente a cada uno de los conocimientos que se van desvelando, invita al compromiso para con nosotros mismos, como padres, y para con el desarrollo en términos de excelencia de nuestro hijo.

A la hora de abordar el perfil de desarrollo de Glenn Doman, así como su programa de desarrollo básico, fue de gran utilidad poder contar con la sala de estimulación. En ella pudimos ver de forma lógica la evolución pisicomotriz del bebé, así como las líneas principales de trabajo en función del grado de desarrollo.

Si quisiéramos concentrar todas las aportaciones realizadas por los padres en una sola, podríamos decir “oportunidad”. Es realmente una oportunidad poder conocer, disfrutar y poner en marcha, una forma diferente, científica y eficaz de crecer juntos, como familia y como padres. Una oportunidad para la estructura del sistema nervioso de nuestro hijo, que es dinámica, plástica y dependiente.

Una oportunidad de la que han disfrutado numerosas familias y queremos compartir con todos ustedes en cursos futuros.

Escuela de Estimulación Temprana para padres

Estimulación temprana de la inteligencia en Educación Infantil