En este tiempo de Adviento nos hemos juntado para hacer una escala, una parada, en ese viaje hacia nuestros deseos y sueños que iniciábamos a principio de curso… y esta parada ha sido a los pies de nuestra Madre, María.

Celebramos nuestro tradicional “Homenaje a la Inmaculada”, fue un pequeña pequeña celebración de la Palabra donde se nos invitaba a escuchar el nombre por el que Dios nos llama, tal y como lo hizo María cuando fue llamada Llena de Gracia.

El encuentro se desarrolló en un clima de oración, silencio y respeto que agradecemos a todos.