El viernes 5, toda la Comunidad Educativa del Colegio Grial celebramos la Eucaristía de inicio de curso. Al igual que los primeros días nos habíamos saludado entre nosotros, ese día fuimos a la capilla a saludar a Jesús, poniendo en sus manos el esfuerzo y el trabajo de este nuevo año escolar.

La homilía el Padre César se centró en la figura de Jesús como centro para no perder la ilusión y el entusiasmo en todo lo que hacemos.

Las celebraciones no son relatos mágicos, ni tampoco rituales formales y vacíos, sino una ocasión de encuentro con Alguien que puede dar sentido a nuestras vidas. El ambiente general fue de respeto. Gracias a todos por vuestro saber estar.