Visita didáctica de un grupo de bebés y sus padres al museo de San Gregorio como colofón de un proyecto trabajado por las familias. El proyecto ha sido coordinado desde la Escuela de Estimulación temprana para padres que funciona desde el curso pasado en el Colegio Safa-Grial.

El domingo 29 abril, las familias de la Escuela de estimulación temprana del Colegio Safa-Grial (Fundación Padre Marín Triana) vivieron una experiencia inolvidable, que fue una auténtica sorpresa para los trabajadores del Museo de San Gregorio.

Un total de 17 familias con sus hijos de edades comprendidas entre 12 y 36 meses visitaron durante dos horas las salas del Museo Nacional. El cortejo de carritos y bebés fue recorriendo las salas del Museo bajo la mirada sorprendida y simpática del personal que no paraba de admirarse por el excelente comportamiento y atención de los niños.

“No podía creérmelo cuando la cara de mi hijo cambiaba ante las figuras que habíamos trabajado en casa” comentaba una de las madres cuyo hijo tiene 15 meses. “¿Pertenecen a un colegio para superdotados?”, nos preguntaba una trabajadora de seguridad, cuando un niño 26 meses entró en la sala gritando el nombre de la obra y el autor. “Es increíble, saben más que yo” señala orgulloso un padre de un niño de 16 meses que apenas hablaba pero cuando le preguntaban el nombre de una obra la señalaba con el dedo o corría hacia ella.

El proyecto forma parte de las actividades de estimulación temprana para bebés de 3 a 36 meses que viene realizándose en las instalaciones del colegio Sagrada Familia. Con esta visita se cierra un trabajo que se había prolongado durante el mes previo. Padres e hijos visionaron bits sobre los autores, las obras, calles y monumentos cercanos. Ambos escucharon música de la época, calendarizaron la visita, conocieron en números romanos los siglos a los que pertenecieron las diferentes obras, realizaron collages, pasearon juntos calles con nombres de autores… Inundaron sus vidas de juego, conocimiento y disfrute. Desde luego cuando en un futuro escuchen la palabra museo con toda seguridad sonreirán.

La capacidad de aprendizaje de los niños en edades tempranas supera y con mucho las expectativas de los padres.

De nuevo hemos podido, como cada día en nuestra escuela de padres, revivir la importancia de la familia como clave del desarrollo, estabilidad y felicidad de nuestros hijos. Toda una experiencia fascinante.